La ONU en Uruguay

La ONU está presente en Uruguay desde hace más de 70 años. La labor principal del Sistema de las Naciones Unidas en Uruguay es acompañar los esfuerzos del país para hacer realidad la Agenda 2030 de desarrollo sostenible – nuestra visión compartida para acabar con la pobreza, rescatar al planeta y construir un mundo en paz. Con una década por delante hasta el 2030, ésta tiene que ser la década de la acción. Tenemos diez años para transformar el mundo acelerando la implementación de soluciones sostenibles a los mayores retos que afrontamos a nivel global y en cada país, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Niños de una escuela pública uruguaya juegan a la salida de clases.
Niños de una escuela pública uruguaya juegan a la salida de clases.

Las agencias, fondos y programas que componen el Sistema de las Naciones Unidas en Uruguay adhieren a una estrategia común de acción y cooperación acordada quincenalmente con el gobierno. Casi no hay temática relevante para el país en la que Naciones Unidas no esté presente.

En Uruguay, trabajamos con el Estado, las empresas, la sociedad civil, la academia, los medios y la ciudadanía en general, para que la política pública y el sector privado generen cambios reales que mejoren la vida de las personas. A través de su red global, Naciones Unidas conecta a Uruguay con el conocimiento, la innovación, las alianzas y el financiamiento necesarios para que el desarrollo sostenible llegue a todos, sin dejar a nadie atrás.

Logros

  1. Instalación de la Agenda 2030 y generación de documentos y datos sobre los ODS. Mediante el trabajo con las contrapartes estatales y de la sociedad, pudimos instalar la Agenda 2030 como elemento clave en las prioridades de desarrollo del país (que elaboró tres Informes Voluntarios al respecto). También creamos masa crítica, documentos de reflexión y datos sobre los ODS específicamente, con herramientas de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de políticas tendientes a alcanzar las metas fijadas en cada uno de estos puntos.
  2. Medio ambiente y energías renovables. Contribuimos a la renovación de la matriz energética del país, transformando su modelo de consumo y producción de energía de uno altamente fosilizado al de energías renovables no convencionales. Este aspecto le permite al país ser pionero y ejemplo mundial en este modelo, con casi el 100% de su energía eléctrica producida de esta manera.
  3. Políticas sociales de protección a poblaciones vulnerables. Trabajamos para la creación y fortalecimiento de políticas en primera infancia, adolescencia y juventud, salud sexual y reproductiva en aras de proteger a varias poblaciones vulnerables. Colaboramos a crear un sistema mas robusto que les permite contar con una red social activa de protección y derechos.
  4. Instituciones, marcos legales y políticas de protección social y del empleo. Tanto en empleo como en cultura y capacitación hemos fortalecido los  mecanismos legales, instrucciones y políticas que garantizan el trabajo decente y la seguridad social, promoviendo una mejor calidad de vida para los uruguayos y uruguayas.
  5. Fortalecimiento de las garantías a los Derechos Humanos.  Apoyamos y contribuimos a la creación de mecanismos institucionales (como el Instituto Nacional de Derechos Humanos) y al fortalecimiento de las capacidades estatales para la protección de los Derechos Humanos.
  6. Reducción de las desigualdades de género y combate a la violencia basada en género. Fuimos parte del proceso de adecuación de los marcos legales para reducir las desigualdades de género y asimismo combatir la violencia hacia las mujeres. Participamos activamente en la sensibilización de la sociedad en estos temas y contribuimos a mejorar el clima social que permite una condena a este tipo de actitudes y situaciones.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Uruguay

A nivel general, Uruguay está bien orientado en pos de cumplir con las metas comprometidas. Ya son tres los informes nacionales voluntarios que se han elaborado respecto al avance del país en los ODS. Desde Naciones Unidas saludamos y colaboramos con este esfuerzo de manera constante.

Sin embargo, nos queda una década para alcanzar todas las metas aquí expuestas. El tiempo apremia, por esa razón debemos redoblar los esfuerzos para alcanzarlas. De lograr los objetivos depende el desarrollo sostenible del país y, más específicamente, el de todos los uruguayos y uruguayas, para quienes estamos al servicio.