Las juventudes dialogan con Naciones Unidas: “quiero un futuro donde no tenga miedo, donde no tenga que salir con mascara anti gas a la calle”

Talleres con jóvenes revelan una postura conciente y preocupada del mundo y el futuro.

Las y los jóvenes son representados en todas las sociedades como el futuro de la Humanidad. Y con razón. En ellas y ellos están cifradas las esperanzas de hacer de este mundo un mejor lugar para todos.

Sin embargo, los y las jóvenes no nos dejan resposar en esta cómoda frase: desde el momento uno entienden que este cambio cultural que debe crearse para entender los riesgos del cambio climático, la necesidad de una producción sostenible y sustentable y de convivir en armonía, no es algo que les corresponde a ellos solamente, sino que debe ser encarado entre todos y todas, sin importar la edad.

Un mensaje contundente que se vio reflejado en dos talleres que realizamos desde Naciones Unidas Uruguay en el marco de nuesetro 75 aniversario y promoviendo la mayor conversación global jamás realizada.

Uno de los talleres fue co organizado con UNICEF y convocó a activistas jóvenes por el cambio climático. El otro fue junto al Instituto Nacional de la Juventud (INJU) y el UNFPA para impulsar las opiniones de la juventud uruguaya.

Este es un resumen de ambos encuentros, donde las opiniones, ideas y sueños se registraron para presentarlos a las autoridades del gobierno. Les preguntamos como ven a Uruguay en 2045, cuando la ONU cumpla 100 años, como les gustaría ver a la sociedad y cuáles son los principales obstáculos para que eso se logre.

También conversamos sobre la pandemia y sus consecuencias y cómo Naciones Unidas puede ayudar a crear ese futuro juntos.

Vivir sin miedo

“Quiero un país donde pueda vivir sin miedo. Quiero un futuro donde no tenga miedo, donde no tenga que salir con mascara anti gas a la calle”, dijo Pilar, una de las participantes del Taller UN75 realizado con UNICEF en su ciclo de talleres “Sumá tu Voz”.

Para Alejo un punto clave en el futuro es que “exista la menor cantidad de migración climática posible”, algo que hoy “no parece que suceda”.

Felicia también habló del ambiente, un tema recurrente y que ocupa a los jóvenes uruguayos: “la posibilidad de respirar aire puro es un tema fundamental, hoy no creo que podamos darnos ese lujo en el futuro”.

“Vivir sin preocupaciones, que no se privatice el agua y que no se destruya el suelo” aportó Santiago.

“Me gustaría vivir en un mundo mucho mas empatico, ademas que haya muchas mas oportunidades de trabajo y de cualquier cosa en general. Ademas de repartir los recursos equitativamente ya que algunos tienen mucho y otras tienen poco”, dijo Sofía.

Educación hoy y mañana

Otro tema recurrente entre los jóvenes fue el de la educación. En el taller del INJU, organizado junto a nuestra agencia UNFPA, Romina dijo que la educación “tiene que mejorar en todos los niveles”

“Hoy estamos en 2020 y se sigue notando la diferente entre la gente del interior que terminó bachillerato y la que no”, agregó.

Luciana sostuvo que no solo se nota la diferencia entre le interior y la capital, sino entre las ciudades del interior y el resto del departamento.

Para los jóvenes, el hecho de poder estudiar desde su lugar de origen y no tener que trasladarse es un punto vital y “super importante” para alcanzar un desarrollo pleno en Uruguay. Ese es el país que quieren ver, y ahí, coincidieron, es donde Naciones Unidas puede aportar para que suceda.

“Dios está en todos lados pero atienden en Montevideo”, dijo Brian, que vive en Vichadero, Rivera. “Quiero un país donde no falte trabajo y la salida de esta pandemia será con mucho desempleo”, acotó.

Sobre la educación compartió con sus compañeros “tenemos que organizarnos y pedir este tipo de cosas, ONU puede ayudar a que todos los jóvenes terminemos bachillerato, es lo mínimo en este mundo”.

“Sería un sueño que los jóvenes del interior pudiésemos estudiar nuestra carreara desde nuestro pueblo”, acotó Romina.

Pandemia y futuro

Para los jóvenes la pandemia “cambió el mundo para siempre”, pero entienden que esto “en algún momento pasará” por más que habrá “nuevas costumbres” que ya “no se van a ir”.

Una de ellas es la mayor higiene y conciencia social. También entienden que “es injusto” que se piense que “solo los jóvenes” van a “salvar al mundo”

“Pongo un voto de confianza en este grupo, que es una gran oportunidad que se nos empiezce a escuchar”, dijo Joaquín.

“Los jóvenes nos tenemos que comprometer con estos cambios sociales, pero no somos solos, es entre todos, los mayores también tienen que comprometerese”, dijo Romina.

“Es injusto que se piense que solo nosotros vamos a cambiar las cosas”, dijo Felicia.

Para el futuro, los jóvenes quieren un mundo en paz, sostenible y limpio. En palabras de Ariana:

“Que en 25 años no tengamos que hacer estos talleres, que en 25 años no haya activistas, que todos seamos activistas porque todos somos conscientes de las necesidades del mundo”.

 

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
RCO
Oficina del/de la Coordinador/a Residente
UNFPA
Fondo de Población de las Naciones Unidas
UNICEF
Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia