El impacto del COVID-19 en América Latina

La pandemia de coronavirus va a disparar la pobreza y las desigualdades en América Latina, asegura el Secretario General de la ONU que pide a los Gobiernos de la región y la comunidad internacional apoyo inmediato y a largo plazo para los más vulnerables.

La región se ha convertido en una zona crítica de la pandemia, con el número de casos más elevado del mundo.

Se espera que el Producto Interior Bruto se contraiga este año un 9,1 %, en la “mayor recesión económica en 100 años”. Como consecuencia, se prevé que 45 millones de personas caigan este año en la pobreza, hasta un total de 230 millones de pobres.  La pobreza, además, tiene “rostro de mujer” y afecta de forma desproporcionada a los pueblos indígenas y afrodescendientes.

En una de las regiones más desiguales del mundo, la pandemia solo agravará el problema, por lo que António Guterres pide cerrar esta brecha en los planes de recuperación.

“En una región en la que los niveles de desigualdad se han vuelto ya insostenibles, ello supone desarrollar sistemas integrales de bienestar social accesibles para todas las personas”, explica. “Esto implica crear sistemas tributarios más justos, promover la creación de empleos decentes, fortalecer la sostenibilidad ambiental y reforzar los mecanismos de protección social”. Para el Secretario también “conlleva una mayor integración económica regional” y supone “que las mujeres participen plenamente y en condiciones seguras en la vida pública y económica”.

Publicado por
ONU
Spanish